Inicio--
Buscar
Institucional
-
Venta de servicios
-
Usuarios
-
Transparencia
-
Escuela de Sanidad
-
Links de interés
-
Formulario MA2
-
Llamados a Concurso

110º Aniversario del Hospital Central de las Fuerzas Armadas

 
   El 18 de julio el Hospital Central de la Fuerzas Armadas conmemoró 110 años de su creación. El día 26 del corriente con la presencia del Sr. Ministro de Defensa Nacional, Sr. Ministro de Salud Pública, Sr. Subsecretario del Ministerio de Defensa Nacional, Integrantes de la Comisión de Defensa del Senado de la República, el Sr. Jefe del Estado Mayor de la Defensa, el Sr. Comandante en Jefe del Ejército Nacional, el Sr. Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea Uruguaya, el Sr. Encargado de Despacho del Comando General de la Armada Nacional, el Sr. Director Nacional de Sanidad de las FF.AA., el Sr. Director General del Hospital Central de las FF.AA., Autoridades Nacionales, Oficiales Generales, Oficiales, invitados especiales de la salud, Personal de todas las áreas de atención, Personal Superior y Subalterno y demás invitados.
   Se entregaron obsequios y medallas Institucionales al Personal Superior profesional de la salud y al Personal Subalterno por retiro obligatorio con más de 25 años de Servicio.
   El Señor Director General del Hospital Central de las FF.AA., pronunció un discurso mencionando proyectos en ejecución que brindarán a los usuarios una mejor atención, en varias áreas de singular importancia, agradeciendo en general, todo el apoyo brindado a esta Institución.

 
Palabras del Señor Director General del H.C.FF.AA.,
Cnel. Carlos Rombys.


   Transcurría el 18 de julio de 1908 cuando el Presidente de la República era el Dr. Claudio Williman, en ese entonces se fundaba el Hospital Central de las Fuerzas Armadas, después de esperar por varios años la concreción del proyecto; 110 años han trascurrido y en ellos el esfuerzo de varias generaciones de Oficiales, Médicos, Nurse y Enfermeros, Técnicos, en definitiva, todos realizaron su aporte.
   A través de los años se fue evolucionando en un permanente afán de mejorar la atención de sus usuarios y así se llegó al Hospital de hoy.
   Los logros alcanzados en los años anteriores, porque las concreciones son por definición, producto de la construcción colectiva y el esfuerzo coordinado y continuado, permitieron una mejora de la atención general y específicamente en medicina altamente especializadas en las áreas de: Cardiología, con Electrofisiología, Hemodinámia y Cirugía Cardíaca, en Traumatología con prótesis de cadera y rodilla, en Hepatología que no solo es Trasplante Hepático, sino que abarca una serie muy importante de técnicas únicas a nivel nacional previas al mismo.
   Intervenciones menos agresivas generan internaciones más cortas, la actividad Quirúrgica dentro del Departamento de Cirugía, se desarrolla en 19 especialidades con 5600 cirugías al año, nuestras graficas muestran que más del 50 % de las intervenciones quirúrgicas se realizan por laparoscopia observándose un aumento de esta técnica año a año.
   La lista es más larga aun.
   Estos logros sin lugar a dudas no se podían realizar sin la participación de la Dirección Nacional de Sanidad de las FFAA, así como el Ministerio de Defensa entre otros colaboradores, apoyando la gestión y asistiendo en la solución de problemas complejos.
   Hoy podríamos afirmar que la situación  nos obliga a ingresar en una etapa de reorganización y consolidación donde analizar  y evaluar los procesos es determinante en el corto plazo para lograr eficiencia y la eficacia,  pues  los recursos humanos y materiales son los mismos que antes de alcanzar esos objetivos.
   Mantener los objetivos anteriores  y mejorarlos es nuestra responsabilidad y obligación.
La continuidad estratégica, aspecto clave de la gestión  ha sido la norma de este Hospital desde hace muchos años, dándole la lógica necesaria para sustentar el avance.
   Los avances de la  medicina se pueden observar claramente en su historia, constituyendo a lo largo de los años, una de las vanguardias que tiene el Uruguay en medicina;  a su vez la diversidad de sus recursos como lo especial de su régimen lo caracteriza como reserva del estado en materia de salud.
   Para mantener y mejorar estas virtudes se destinan importantes recursos tanto humanos como materiales, sin dejar de lado la capacitación técnica de sus integrantes y la formación en los propios servicios, reconocido por otras organizaciones del área.
   Es oportuno mencionar que conjuntamente a la preparación  de nuestro personal lo hacen más de 670  ciudadanos por año de 20 organizaciones de salud, específicamente en el campo práctico que año a año son insertados en el mercado laboral.
   Este aspecto nos llena de orgullo ya que confían en nosotros como centro de formación de sus alumnos.
   Podríamos decir que el Hospital es una pequeña ciudad ya que por sus corredores transitan diariamente alrededor de 8000 personas.
   Nos encontramos en un momento muy especial, ya que estamos a punto de finalizar las obras de la torre 5, luego de varios años de construcción y algunos más de planificación que nos permitirá tener la calidad de estructuras que merecen nuestros usuarios y funcionarios.
   Las obras en el frente del Hospital por la Avenida Centenario ampliaran nuestras capacidades de policlínica, así como la instalación del resonador magnético, pieza clave de Imagenología, que optimizara nuestros diagnósticos así como nuestros recursos económicos.
Aparte de las obras descriptas tenemos una serie de proyectos en camino todos apuntando a que la experiencia del usuario sea la mejor como por ejemplo:
   Historia clínica electrónica, Procedimientos de anotaciones, Farmacia Hospitalaria, Remodelación y ampliación del Departamento de emergencia, Remodelación de la sala de salud mental, Reubicación de las instalaciones del Servicio de Gastrología.
Podríamos seguir……
  
   Cuando miramos nuestra evolución, paradójicamente el aspecto que resalta como elemento de mayor atención y vulnerabilidad, es la problemática de los recursos humanos, también constituye nuestra mayor fortaleza: la actitud y adhesión de  nuestro personal generan respeto, responsabilidad, orden, trabajo en equipo y calidez entre otros valores, quizás motivados entre otros aspectos por los pilares angulares de la vida Militar.
   Sin embargo, y al igual que anteriores Direcciones, es necesario considerar una serie de situaciones, que debemos tratar de superar.
   El lento proceso de recambio del personal especializado que en ocasiones conlleva más de un año, nos genera dificultades que repercuten en la atención de nuestros usuarios, influenciado entre otros aspectos por las diferencias que existen en retribuciones personales con otras instituciones de salud, dificultando la captación y retención de profesionales además de técnicos .
   A ello le debemos agregar incertidumbre que conllevan los posibles cambios en las leyes orgánicas y el sistema de retiros.
   Este es momento de agradecer a todos aquellos que con su labor silenciosa hacen posible que el Hospital Militar ocupe el sitial de privilegio ganado con los años, particularmente a la Fundación Fernandez Enciso, a la Legión de Sanidad y a las Damas de Ejército con su aporte permanente. 
   Por la tradición, por los que nos antecedieron y los que seguirán, renovamos el compromiso, que asumieron y hoy asumimos en la labor diaria y el esfuerzo necesario para tener un mejor Hospital  lo que en definitiva es una atención de calidad a nuestros usuarios y un aporte significativo al sistema Nacional Salud.
 
Muchas gracias.


 
Director General del HCFFAA Cnel. Carlos Rombys
 
Auditorio
 
Tte.Cnel. (M) Rodolfo Caballero
 
Cbo 1ra Carlos Flores 
 
SOM Raquel Posada
 
SOM Mariela Serrón